contador de visitas
contador de visitas
그 사랑은 빨간색이었다
  • THE ONE (FanFic Yulsic)

    CAPITULO 1: ¿QUIEN ES ELLA?

    CAPITULO 2: EN APRIETOS

    CAPITULO 3: BOMBÓN.

    CAPITULO 4: LA FLECHA ROJA

    CAPITULO 5: AGUA CALIENTE

    CAPITULO 6: ESTOY LISTA

    CAPITULO 7: CONTENIDO MULTIMEDIA

    CAPITULO 8: TRATO HECHO

    CAPITULO 9: ESTÚPIDA

    CAPITULO 10: EL ‘¿POR QUÉ?’

    CAPITULO 11: BRAVO YURI, BRAVO.

    CAPITULO 12: TROZO DE VIDRIO 

    CAPITULO 13: RECORDATORIO

    CAPITULO 14: EL MÁS GRANDE PROBLEMA

    CAPITULO 15: GRACIAS

    CAPITULO 16: OH, MIERDA

    CAPITULO 17: SECRETOS

    CAPITULO 18: SONRISA LADINA.

    CAPITULO 19: ALGO MUY MALO

    CAPITULO 20: PESADILLA

    CAPITULO 21: WOW

    CAPITULO 22: MISION ACEPTADA

    CAPITULO 23: ¿QUÉ SUCEDIÓ?

    CAPITULO 24: BLANCO Y NEGRO

    CAPITULO 25: EL OJO

    CAPITULO 26: TRAVESÍA

    CAPITULO 27: LO SABE

    CAPITULO 28: ¡AL DIABLO!

    CAPITULO 29: FINALMENTE ACEPTADO

    CAPITULO 30: EL SIGNIFICADO

    CAPITULO 31: ¡JODIDO DÍA!

    CAPITULO 32: ¡CALMA!

    CAPITULO 33: PREOCUPADA Y MIEDOSA

    CAPITULO 34: HECHO

    CAPITULO 35: BUEN DÍA, SUPERIORA

    CAPITULO 36: HAGÁMOSLO

    CAPITULO 37: ATRAPADA EN EL JUEGO

    CAPITULO 38: RECUERDALO.

    CAPITULO 39: ¡¡WAH!!

    CAPITULO 40: MALDITA MI SUERTE

    CAPITULO 41: 3…2…1

    CAPITULO 42: DESCANSA

    CAPITULO 43: PÁNICO

  • The One (FanFic) Capitulo 43: PÁNICO

    [Flashback]

    POV | SeoHyun

    Estaba jugueteando con mis dedos mientras esperaba en la fila de la cafetería. Ajusté mis lentes sobre mi nariz por 3era vez y respiré pesado.

    Jodidas gafas.

    –Hola. ––Una voz me saludó a un costado y giré mi rostro para verle.

    –Hola. ––Sonreí.

    –Tienes problemas con esas gafas. ¿No?

    –Eh disculpa, ¿Te conozco? ––Arrugué el rostro.

    –No lo creo. Pero te he visto allí parada peleando con tus lentes y no pude contenerme a saludarte.

    –Claro. ––Subí las cejas, incrédula.

    Hubo un curioso silencio.

    –¿Tienes un momento? Me gustaría preguntarte algo.

    Me contraje, de repente todo estaba siendo muy extraño.

    –No te conozco.

    –Soy DongHae.

    –Ah.

    –¿Por favor? ––Arrugó la frente, parecía impaciente.

    Acabé abandonando la fila de la cafetería y me dejé llevar por el varón a lo largo del pasillo. De un momento al otro me acorraló en el interior de un cuarto de servicio y entonces supe que aquello no sería algo bueno.

    –Por favor… No me hagas nada.

    –No te haré nada, no te asustes.

    –¿Cuál es tu problema? ––Me abracé a mi misma y él respiró pesado.

    –Lo lamento, es solo que hablar al ojo de todos no es lo mío.

    –¿Eres un mafioso? ––Arrugué la cara.

    –No, soy estudiante. Así como tú.

    –¿Eres nuevo?

    –Sí.

    –Ya.

    –Escucha, tu compañera de cuarto es Kim TaeYeon. ¿Cierto?

    –Sí, ¿Qué pasa con eso? ––Me contraje.

    –Es mi hermana.

    –Felicidades.

    –No, es en serio. Necesito que hagas algo por mí cuando estés con ella.

    –¿Disculpa? ––Hice una mueca.

    –Verás, mi hermana es un caso especial para mí. Soy el único que la cuida y está pendiente de las cosas que hace, aunque nuestra relación no sea la mejor yo… Yo me preocupo por ella.

    –No entiendo nada.

    –Hay algo sobre ella, que seguramente no te ha dicho.

    –¿Es una asesina en serie?

    –No seas tonta. No es nada de eso. ¿Podrías cambiar esa cara de susto? ¡No te haré nada! ––Exclamó y mi pecho se sacudió.

    –Vale, vale. ¿De qué se trata?

    –Mi hermana cree que es lesbiana.

    Me estremecí, algo en mi pecho se activó y mis manos se pusieron frías.

    –¿Cree?

    –Sí, cree. Ella no es lesbiana a ella le gusta el pene.

    –Ha. ––Reí una vez.

    –¿Te parece gracioso?

    –Me parece gracioso el hecho de que tú seas quien decide que le gusta.

    Se quedó mirándome. De repente se tornó muy serio.

    –Oh, no. Eres lesbiana.

    –¡¿Qué?!

    Jodida madre, ¡Por qué tuve que comentar!

    –¡Claro que no!

    –Sí, lo eres. Conozco esa mirada.

    –No, no. ¡Lo juro!

    –Ya mejor olvídalo. ¿Vale? No necesito la ayuda de una lesbiana. ––Me empujó un poco y quiso salir por la puerta.

    –¡Alto! ––Exclamé y le tomé los hombros con  ambas manos. –No soy lesbiana. ¿Vale? Solo que apoyo los derechos igualitarios. ¿Qué hay de malo en ello? ––Mi voz tembló pero el varón acabó creyéndolo.

    –Bien, supongamos que estas en lo cierto. ¿Podrías ayudarme?

    –Aún no me dices un carajo sobre la ‘ayuda’ que necesitas. ––Me crucé de brazos.

    –Necesito que me comuniques cualquier relación extraña que mi hermana tenga. Sobre todo si se trata de mujeres.

    –¿Hablas de espiarla? ––Hice una mueca.

    –Algo así.

    –¿Algo así?

    –¡Bueno! Si, necesito que la espíes. Que te vuelvas su amiga… Que te cuente todo lo que hace. ¿Me entiendes?

    –Okay, esto se volvió más retorcido.

    –Escucha, yo lo haría pero… No puedo estar todo el tiempo sobre ella. Está en una torre distinta, estudiamos carreras distintas. A veces creo que huye de mí.

    –Y no la culpo. ––Giré los ojos.

    –Oye.

    –¡Es cierto! Hablas como si fueses un jodido asesino en serie.

    –¡No soy un asesino! Solo me preocupo. ¿Es malo eso?

    Bufé. –Como digas, Mr. Best Brother.

    –¿Me ayudarás entonces?

    –No.

    –¿Qué?

    –No tengo razones para estar espiando a nadie. ¿Por qué la espiaría? Es mi compañera de cuarto, me agrada. Somos amigas. No es justo que haga eso.

    –¿Qué quieres a cambio?

    –¿Eh? ––Me contraje.

    –Anda, habla. Te daré lo que quieras.

    –Quiero que te alejes de mí o llamaré a la policía y te pondré una orden de alejamiento.

    –Te lo estoy pidiendo.

    –¿Por qué estas tan obsesionado con saber las cosas que hace?

    –¡Es mi hermana! Y está confundida con ese asuntito sexual.

    –¡Déjala ser!

    –No me obligues, dijiste que no eras lesbiana.

    –N-No lo soy.

    –¿Entonces?

    –¡No me interesa con quien se acuesta! ¡Es su vida! No es una razón para espiarla.

    –Joder. ––Pisoteó el suelo y se tomó la cabeza. –Sabía que no debía acudir a tu ayuda.

    Se escuchó frustrado. Pero sin duda yo estaba más frustrada que él.

    –Okay, escúchame. Si tanto te interesa lo que ella haga. ¿Por qué no creas un grupo?

    –¿Un grupo? ––Se cruzó de brazos elevando una ceja. Se vio gracioso ese instante.

    –Sí, un grupo de vigilancia. Así podrás saber lo que hace, si sale, si va a clases, todo.

    –Uhm. ––Frunció los labios, pensativo. –No es una mala idea.

    –Lo sé, ha sido una idea mía.

    –Eres buena para esto. ––Ladeó una sonrisa y sonreí con él.

    –Gracias.

    –Deberías entrar. ¿Sabes? Podría ser divertido.

    –¿Divertido? ¿Espiar a una persona sin razón alguna?

    –Ha sido tu idea lo de formar un grupo. No me vengas con inocencia.

    –Soy inocente.

    –Tienes la cara, pero no lo eres. ––Chasqueó los dedos. –¡Eso es! Debes seguir pretendiendo ser inocente. A mi hermana le encantan las chicas dóciles. Fáciles de llevar. ¡Serán mejores amigas en un parpadeo!

    –Okay. ––Giré los ojos. –No puedo creer que se trate de algo serio, en verdad.

    –Lo es, es algo muy serio.

    Bufé. Debí negarme a ese acuerdo. Pero no podía negarme a mi misma que TaeYeon me encantaba. Era hermosa y fácil, practica, sencilla.

    Aunque no había aceptado el acuerdo de espiarla por su pesado y extraño hermano. Sino por mí misma. Espiarla, saber con quién habla, con quién no. ¡Era brillante! Podría sacarme a toda la competencia de encima. Podría después tornar a su hermano en su contra y lo más importante. ¡Podría terminar saliendo con ella!

    Okay, me sorprende mi capacidad para idear planes. Pero no trabajo en equipo. Pretendo hacerlo.

    Las siguientes semanas fueron exhaustivas. DongHae me escribía a cada instante. Me preguntaba por TaeYeon y sus amistades. Lo curioso de ella es que era como un libro gigante. Le encantaba hablar de muchísimas cosas y en poco tiempo se volvió casi dependiente a mí. Para cada cosa pedía mi opinión. Yo por mi parte, solo estaba enamorándome cada vez más.

    Un lunes por la mañana me reuní con DongHae en un café.

    –¿Trajiste la cinta? ––Me preguntó frotando sus manos. Era muy temprano.

    –La traje, pero no hay mucho en ella.

    –Joder. ¿De qué hablaban?

    –Solo era algo de leyes. Te aseguro que son compañeras de clases. Nada más.

    –Joder. ––Golpeó la mesa un poco.

    –Tenemos que hablar sobre algo.

    –¿Qué sucede?

    –TaeYeon ingresó a las Zetas.

    –¿En serio lo hizo?

    –Sí.

    –Eso es genial. Yo seré un Thauros también. ¿Por qué la seriedad?

    –Joder, eres un completo imbécil.

    –¿Por qué? ––Arrugó la cara.

    –No he recibido el llamado, retrasado. ¿Cómo podré vigilarla? ¿Estar detrás de sus pasos? ¿Revisarle el teléfono? ¿Pedir…

    –¡Okay! Ya he entendido. Cálmate.

    –Es un desastre. ––Me tomé la cabeza y cerré los ojos un instante.

    –He seguido tu consejo.

    –¿Cuál consejo? ––Hablé sin verle.

    –Creé un grupo dentro de la casa Thaur.

    –¿Eh? ––Llevé mis ojos a su rostro con una desubicada expresión.

    –Bueno, ya estaba creado. El hecho es que lo reviví.

    –Entonces ¿Me estás excluyendo del ‘juego’ porque conseguiste tu grupito de vigilancia?

    –¿Qué? ––Hizo una mueca. –¡Claro que no! De hecho pensaba en proponerte ingresar.

    –Si, en definitiva eres un retrasado.

    –¿Ahora por qué? ––Se cruzó de brazos.

    –La hermandad Thauros es una hermandad Masculina. ¿Sabes lo que eso significa no? ––Subí una ceja, irritada.

    –Lo sé, pero  El Ojo no es parte de la hermandad como tal. Bueno, es como una sub-hermandad. Y tengo entendido que es libre.

    Respiré pesado. –Admítelo. Me he quedado fuera de juego.

    –No será así, TaeYeon y tu son como uña y mugre. Sin duda te hará ingresar a la casa.

    –¿Qué haré por todo el año? ¿Eh? ––Arrugué la cara. –Las invitaciones a la casa Zeta son anuales, imbécil.

    –Estarás conmigo en el Ojo.

    –No.

    –Por el amor de Dios, SeoHyun. Es una excelente idea.

    –Bien, estoy dentro del Ojo. ¿Y?

    –El ojo se reúne en casa Thauros. Literalmente estarás a un paso de TaeYeon y podrás seguir sobre ella trayéndome información.

    –Si, al parecer ahora me he convertido en tu paloma mensajera.

    –Decidiste entrar, pensaste que sería divertido. ––Se tornó serio.

    Eso crees tú. No entré por ti, tarado.

    –Bien, estoy dentro. ––Acabé diciendo y apreté mi mandíbula tragándome el orgullo.

    Ese año casi voló frente a nuestros ojos. Y las cosas dentro de la casa Zeta nunca habían sido tan buenas para mí. TaeYeon estaba a un paso de ser nombrada Líder Zeta por una compra evidente de su madre. Sería la primera chica en ser nombrada Líder tan de prisa. Yo estaba mordiéndome las uñas de la emoción. Pero algo estaba saliendo mal. Esa tonta tenía una amante y yo aún no se lo comentaba a DongHae.

    –Silencio. ––Hablé y el oscuro sótano pareció vacio ese instante.

    –Me parece que haremos unos pequeños cambios acá en el Ojo.

    –¿Cambios? ––DongHae se levantó. –¿Qué clase de cambios?

    –He estado revisando la historia de los anteriores miembros del Ojo. Sin duda estamos siendo una burla en nombre de ellos.

    –¿Burla? ––Hizo una mueca.

    –Nos tatuaremos. Todos y cada uno de nosotros nos tatuaremos.

    –Estás loca. ––DongHae negó con la cabeza.

    –Aquí no necesitamos gallinas. Si no te gusta te puedes retirar.

    –No eres la líder del Ojo. ––tensó las cejas y por primera vez se enfrentó a mí.

    –Lo es. ––Se levantó un chico rubio. –Hemos votado y es la líder.

    –¿De qué diablos me están hablando? ––DongHae casi se cae sobre su espalda y por alguna razón yo me reí.

    –Mataría por volver a ver esa expresión en tu cara, perrito.

    –No me llames así, te estás saliendo de control.

    –TaeYeon está viéndose con alguien. Una chica. ––Hablé con superioridad y la mandíbula de DongHae se estampó en el suelo.

    –¿Q-Que? ––Titubeó.

    –Como lo escuchas, se está viendo con una mujer a escondidas.

    –¿Quién? ¡¿Quién es?!

    –Shh. ––Cerré los ojos y me dejé caer sobre mi silla. –Haces demasiado ruido y te diré una cosa. Me molesta muchísimo el ruido.

    –Por el amor de Dios SeoHyun. Te estoy diciendo que me digas quien es esa pecadora hija de puta.

    –Iugh. Pecadora hija de puta. Que boquita te cargas.

    –No me provoques.

    –¿Te tatuaras? ––Subí las cejas.

    Hubo un silencio, pero cuando bajó la cabeza. Me sentí más grande que nunca.

    Estaba tocando el borde del placer. Era la cabeza de un sub-grupo de tarados y tenía a DongHae comiendo de mi mano. Eliminaría a esa ilusa que TaeYeon tenía como amante, yo entraría a casa Zeta y volvería a estar cerca de ella.

    Nada podía estar mejor.

    –¿SeoHyun? ––Esa noche TaeYeon no pudo dormir. Y yo estaba casi saltando en una pierna por el simple hecho de saber que había vuelto a ser su compañera de cuarto, ahora en casa Zeta.

    –¿Qué pasa, Líder? ––Me encantaba llamarla así.

    –Tengo que contarte algo. Es muy importante.

    Oh si, bebé. Dímelo todo.

    –¿De qué se trata?

    –Hay una chica aquí en DaeJeon. Su nombre es Yuri y… Es mi primer amor.

    Balde de agua fría inmunda. ¡Desgraciada!

    –¿En serio? ––Subí las cejas. Esto de actuar era lo mío.

    –La amo, estoy casi sin poder creérmelo. Me la he encontrado acá y… ¡¿Puedes creerlo?! ¡¿Puedes?!

    No, cállate ya.

    –Wow, felicidades, líder. ¡Qué suerte tiene!

    Se lanzó sobre mí y me abrazó por un largo tiempo. Estaba disfrutándolo. Pero al mismo tiempo estaba quemándome.

    DongHae cayó en la peor de sus épocas cuando le hablé del nuevo amorío de TaeYeon con la tal Yuri y el Ojo fue enteramente mío. Hice grupos de vigilancia. Formé mini comunidades infiltradas. Era la cabeza de todo aquello. Esa Yuri sería mía.

    Cuando DongHae superó su época de ‘Rehab’. Como todos le decíamos en el Ojo. Regresó una mañana casi siendo otra persona. Más serio. Más cuidado y finalmente afeitado.

    –Miren nada más quien ha vuelto al nido. ––Comenté con una sonrisa y pisoteó hasta mi frente con una seria expresión. –El casi líder Thauros.

    –Cállate.

    –No puedo creer lo perdidamente enamorado que estás de TaeYeon.

    Tensó la mandíbula.

    –Perdiste la oportunidad de tu vida en ser el Líder Thauros. Pero por estar despechado con esa Yuri. Lo perdiste todo.

    –He dicho que te calles.

    –Somos lo único que te queda. Te agradecería respeto a tu líder, perrito.

    Volvió a tensar la mandíbula y cerró los ojos, me burlé de su patético rostro.

    –Yo la conozco. ––Dijo y la sonrisa desapareció de mi cara.

    –¿De qué hablas?

    –Conozco a Yuri.

    ¿Qué diablos?

    –¿De dónde? ––De repente me sentí fría.

    –Yuri no sabe que TaeYeon es mi hermana, nunca pude decírselo. Ella fue amiga mía en la preparatoria, fuimos amigos hasta que comenzó a salir con… Quien fue para ese entonces. La chica de mis sueños.

    Me estómago se revolvió.

    –Que patético te ves, DongHae. Me das asco.

    –Solo deme la orden. Le juro que iré por esa hija de puta y la pondré en su lugar.

    Eh, Eh. Que iluso.

    –¡Detén! tu caballo, pequeño guerrero. Se nota que no sabes nada de cómo armar un buen plan. No nos vamos a meter en esa relación. No aún. ––Sonreí.

    –No podemos seguir permitiendo que se vean a escondidas.

    –Escucha. ––Me aclaré al garganta. –TaeYeon está muy ilusionada con Yuri, pero es porqué no sabe la clase de chica que es.

    Se contrajo. –¿De qué hablas?

    –Ay Dios. ––Giré los ojos. –Se nota que te has perdido en el tiempo. ¿Se te olvida quienes somos? ––Subí las cejas y me sonrió.

    –La han estado investigando.

    –Exactamente, perrito.

    –¿Y? ¿Qué tienen?

    –La mejor información de toda la historia. ––Sonreí de lado y se quedó mirándome.

    Resultaba ser que la Yuri era una come-mujeres andante. No solo estaba con mi hermosa TaeYeon. Sino que también estaba con millones de chicas más. No tardamos en enterarnos de ello. Mi grupo de vigilancia era jodidamente bueno.

    La noche en que Yuri se pasó por la casa Zeta y se fue tan de prisa. Supe que era el momento para comenzar con el juego.

    –Ella. ––le extendí una foto ampliada a DongHae.

    –¿Quién es ella? ––Se contrajo.

    –Chica nueva en el grupo de Yuri.

    –¿Nueva? ––Sonrió.

    –Muy nueva, tengo entendido que ni siquiera se lleva bien con Yuri.

    –Excelente.

    –Bien, ve por ella. Estarán en The Zone esta noche.

    Asintió.

    Lo demás pareció ser historia. DongHae se había acercado con sus ‘encantos’ a la chica rubia nueva y yo ya tenía plantado el paquete que le haría llegar a mi líder. Cuando Bora ingresó al sótano del Ojo con esa sonrisa de victoria. Supe que el momento había llegado.

     [Flashback]

    POV | Jessica

    Desperté con dos bolsas bajo mis ojos y le lancé una mirada a mi móvil.

    Nada.

    Yuri no me respondería. Yuri me odiaba pero sin duda yo la odiaba más a ella por meterse con mi hermana.

    –¿Ya te vas? ––Se quejó Sunny desde su cama y yo arrastré los pies hacia el baño.

    –Pronto. ––Respondí y me dispuse a bañarme las ideas.

    *

    Cuando el primer bloque culminó corrí al segundo. Estaba algo inquieta. Quería que llegara la hora de ir a la cafetería. Necesitaba esa hora. Pero un ruido en el pasillo detuvo mis pies.

    –¿JongHyun? ––Arrugué la cara y me aproximé hasta él.

    Estaba hecho un desastre con tanto libro.

    –¿Te ayudo? ––Pregunté y sus ojos subieron a mi rostro. –Mierda, luces horrible.

    –Gracias. ––Bajó la mirada.

    –Lo siento, no quise decir eso. ––Me excusé y tomé varios de los libros del suelo. –¿A dónde llevas esto?

    –Biblioteca.

    –Pues vamos entonces. ––Sonreí apenas un poco.

    Estuvo muy callado todo el camino.

    –Y… ¿Cómo has estado? Tenía tiempo sin verte.

    –Estudiando.

    –Uhm… ––Hice una mueca con los labios. –¿Y MinHo?

    De repente se detuvo y pensé que había presionado un botón rojo enorme en su cara. Su expresión fue épica. Me estaba asesinando con la mirada.

    –Ahm. ¿Están peleados? ––Disimulé.

    Por alguna razón bajó la tensión de sus hombros.

    –Me sorprende que no te lo dijeran ya. Terminamos. ––Siguió caminando y yo quise enterrarme viva.

    ¡Qué idiota!

    –Lo lamento. ––Le seguí y cuando estuvimos frente a la biblioteca me lanzó una mirada.

    –Yo me encargo de esos. Gracias por ayudarme. ––Habló y prácticamente se despidió de mi.

    –Deberíamos salir alguna vez. ––Sonreí.

    Hubo un extraño silencio, el se quedó detallándome la cara.

    –¿Sigues saliendo con DongHae? ––Preguntó y mi pecho se sacudió un poco.

    –Lo hago.

    –Hm. ––Reprimió una risa, una incrédula.

    –¿Pasa algo?

    –No, nada. ––Llevó la vista al interior de la biblioteca. –Te veo luego, Jessica.

    No pude hablarle más, ni siquiera sacarle más conversación. Simplemente me dejó allí.

    Ash.

    Me perdí los primeros minutos del segundo bloque pero eso no me inquietó. De hecho, eso no me inquietó en lo absoluto.

    POV | Tiffany

    Tenía el estómago hecho un desastre. Todos en la cafetería comían con unas ansias increíbles y yo apenas pude meterme una lechuga a la boca.

    –¿Te sientes bien? ––MinHo me preguntó y negué lentamente.

    –Te ves horrible. ––Sunny habló. –Estás pálida.

    –Quiero vomitar. ––Hablé sin ganas y me levanté. –Iré al… ––Desvarié.

    –¡Wow! ––Un brazo me sostuvo antes de que me cayera de lado.

    –¿Qué tienes? ––Era Yuri.

    –Llévame al baño… 

    No sentí mucho. Estaba a punto de vomitarle los pies, pero para mí fortuna. No supe cuando estuve frente al inodoro vomitando lo que parecía ser algo transparentoso.

    –Joder. ––Yuri sostuvo mi cabello con una asqueada expresión en el rostro y yo me sentí mejor. –¿Qué diablos comiste?

    Preguntó y yo me reincorporé intentando mantener el equilibrio mientras caminaba fuera del cubículo aquel. Me miré al espejo y el estómago volvió a darme un vuelco. Pero ahora no era cualquier vuelco. Era un cólico.

    –Woh. ––Sentí los brazos de Yuri rodearme nuevamente y me sostuvo.

    Mis ojos reflejaban algo nuevo en mí. Cuando puse mi mano en la parte baja de la boca de mi estómago. La mirada de Yuri penetró la mía atreves del reflejo.

    –Oh, mierda. ––Su boca se entreabrió. Pude leer completamente esa expresión y entré en pánico.

    Esto no está bien.

     

     

     

  • Anónimo asked:
  • Estás disculpada, pero por favor no nos hagas morir en la espera T_T Fighting! Escribre escribe escribe

    Waaa!! Voy voy! *O* 

  • Abr 16 at 12:15PM + 0
  • Okay Okay! Pido disculpas oficiales a todos mis hermosos y sensuales lectores por no haber actualizado en ya 2 días? Mis amigas me secuestraron y apenas estoy llegando a mi casa Hoy. Me pondré a escribir mucho mucho para ustedes y prometo recompensarles la espera. ¡Los adoro!

  • Anónimo asked:
  • ¿Sabías que estaré todo el resto de día con ese sentimiento de saber que ya actualizaste el fic y que no lo podré leer hasta que salga de mi trabajo, porque hasta antes de que me fuera a trabajar no habías actualizado? Siento que moriré durante toooodo el resto del día

    Nooou! no mueras! ya pronto actualizaré, apenas estoy llegando a mi casa en casi 2 dias :(

  • Abr 16 at 11:50AM + 0
    Anónimo asked:
  • ¿Ahora vas a actualizar un día sí un día no? ㅜㅜㅜㅜ

    ¡Lo siento! Es que me han secuestrado mis amigas y no he podido escribir ni actualizar nada. Pronto subiré el nuevo capitulo :(

  • Abr 16 at 11:50AM + 0
    Anónimo asked:
  • Hola!!! Ase tres dias empecé a leer tu fic a pesar de no e dormido por eso xd y me enamore de tu fic wiiii amo tanto el yulsic ^3^ agregale mas drama ^3^ me encanta como escribes sigue asi jamas acabes con tu inspiración ^3^ saludos!!

    Owww!!! Bienvenid@ al grupo de mis fieles lectores :D me alegra que te encante el drama, de hecho es una de las cosas que se podría decir me critican más de mis fics. Tienen MUCHO! hahaha gracias por comentar :D

  • Abr 16 at 11:48AM + 0
    Anónimo asked:
  • ¿De dónde eres? :3 Si es que se puede preguntar obvio xD ¡Amo tu fic!

    Soy de Venezuela! y graciasss por comentar mi fic :) tu de donde eres Anon?

  • Abr 16 at 11:47AM + 0
    Anónimo asked:
  • ¡Excelente! Espero que sigas muy inspirada escribiendo el fic. Realmente es muy interesante aunque con las parejas es algo nuevo «sobretodo la de Yoona y Tiffany», solo el YulSic es familiar. Mayormente leo fics YulSic y de las parejas de Royal Family. Para ser un primer proyecto vas en excelente camino. Gracias por darnos un excelente fic. Sigue así y suerte~~

    ¡Muchisimas gracias, anon! 

    Me alegra muchisimo el saber que disfrutas de leer mi fic, así como yo disfruto de escribirlo.

    Gracias por tomarte el tiempo para él. 

    ¡Un abrazote!

  • Abr 15 at 11:04AM + 0
  • Hola, fan #1 reportándose! jajajaj Me acabo de despertar y lo primero que hice al prender mi celular fue ver si habías actualizada y si! me emocioné y me puse a leer mientras estaba acostada. Gracias por hacer mi comienzo de día tan feliz :) gracias por esforzarte cada mañana para actualizar y gracias por compartir tu fanfic! No sé lo que haré con mi vida cuando todo acabe fasjhfsj sentiré un vacío existencial tremendo creo yo :( Saludos! <3

    Oww!! que adorable, Dios *-* 

    No pienses en el final aún. Vive lo que se va presentando, ¿vale?

    ¡Gracias por reportarte, fan #1! :)

  • Abr 15 at 11:04AM + 2


    LLMNS